|  

Una etiqueta para saber si las ventanas ayudan a ahorrar energía

Publicado: 24 Ago 2018 Fuente/redacción: Clarín Situado en: Politicas
0

¿No tiene cuenta en AGBC?
Crear cuenta gratuita
Únase a AGBC
Logo Argentina Green Buildign Council

¡Obtenga descuentos, oportunidades de networking, Acceso a recursos y más!

DETALLES
IRAM

El IRAM publicó una norma que clasifica a las aberturas con una etiqueta de eficiencia, igual a la de heladeras y aires acondicionados. Por ahora, su cumplimiento será voluntario.

Recientemente, el IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) publicó la Norma 11507-6 “Etiquetado de Eficiencia Energética para Ventanas Exteriores“. Su objetivo es brindar al consumidor información sobre el comportamiento energético de las ventanas, de un modo similar a lo que ya sucede con los aires acondicionados, las heladeras o las estufas.

Esta norma, de cumplimiento voluntario, permite calificar el comportamiento energético de una ventana a través de un sistema comparativo, compuesto por siete niveles de eficiencia identificados por las letras A, B, C, D, E, F y G. De ese modo, esta herramienta informa al consumidor de manera rápida y fácil, cuáles son los valores de consumo de energía al momento de comprar una abertura para su vivienda.

“El etiquetado de eficiencia energética de ventanas es una herramienta maravillosa para comunicarle al usuario en un idioma y código reconocido popularmente que una ventana es o no eficiente energéticamente”, asegura el arquitecto César Aquilano, Asesor Técnico de la Cámara del Vidrio y Secretario del Subcomité de “Carpintería de Obra y Fachadas Livianas” del IRAM. Y agrega: “Explicarle a un consumidor final la importancia de la transmitancia térmica o el factor solar resulta muy engorroso y poco práctico. Con la clasificación será mucho más sencillo reconocer una ventana eficiente energéticamente hablando”.

Esta regulación establece un método que diferencia los períodos de calefacción y de refrigeración, además de fijar cinco zonas en el país para el etiquetado.

Las carpinterías deberán ser previamente evaluadas y certificadas mediante ensayos en un laboratorio, en el cual se someten a determinadas condiciones climáticas, preestablecidas por zona, considerando para ello bandas de grados, días y radiación solar.

La flamante Norma 11507-6 tuvo un proceso de desarrollo de seis años del que participaron asesores y especialistas por parte del sector público (investigadores del Instituto de Ciencias Humanas Sociales y Ambientales INCIHUSA – CONICET Mendoza, la Unidad Técnica Construcciones del INTI y la Subsecretaría de Vivienda) y representantes de las cámaras sectoriales del vidrio, del aluminio; fabricantes y vendedores.

El Ministerio de Energía de la Nación desarrolló una herramienta de cálculo destinada a fabricantes de ventanas, que permite generar la etiqueta de eficiencia energética conforme a la norma IRAM 11507-6, según cada caso. Actualmente, este software se encuentra en período de prueba entre un grupo de profesionales designados por las cámaras participantes en la elaboración, para luego ponerla a disposición del público en general.

No hay comentarios aún

Podés ser el primero en comentar!


Dejar un comentario    

¿No tiene cuenta en AGBC? Crear cuenta gratuita

Debe ingresar para poder dejar un comentario.